Los sueños llevan su tiempo, horas, días, años, décadas ...

Cumplirlos sólo es cuestión de confiar en tí.