Cathy y Hadjira derrocharon energía durante la maratoniana sesión de nuestra primera colección.

Inundaron con su sonrisa el plató. Consiguieron que el inicio de SIN se materializara.

La adrenalina, risas, miedos, alegrías y sueños anteriores a su llegada se convirtieron en emoción después de ver el resultado.

Gracias.