Cada día más y más gente juega al pádel y olvida que correr te ayuda a alcanzar y mantener la forma para disfrutar más del deporte de raqueta.

Seguro que alguna de tus amigas ya lo hace casi tanto como jugar al pádel. Echar a correr después de calzarse unas zapatillas es un deporte que te ayudará tanto que no dejarás de practicarlo.

 

 

1. SIN correr no dejarás escapar endorfinas, esas hormonas que te hacen feliz. Las causantes de hacerte sentir llena de energía cuando agotada no puedas más. Libertad e independencia, beneficios psíquicos que van más allá de lo físico.

 
 

2. SIN correr no perderás peso. Cada hora 800 calorías. Muslos, glúteos y cintura serán los primeros "tonificados".

 
 

3. SIN correr menos corazón. Aumenta el ritmo cardiaco y la cantidad de sangre por minuto. Bombea más con menos pulsaciones y baja la presión arterial consiguiendo bajar el colesterol malo.

 
 

4. SIN correr más estrés. A medida que desgastes las zapatillas te quitarás adrenalina y te relajarás. Dormirás mejor.

 
 

5. SIN correr menos sana. Mejorar tu sistema inmunológico corriendo será más fácil. Seguro que sufrirás menos lesiones al utilizar más los músculos y tendones. Los huesos te lo agradecerán.

 
 

6. SIN correr menos autoestima. Corres y te mejoras. Tu forma física crece y superas tus límites. La disciplina te ayuda y emociona.

 
 

7. SIN correr gastas más y te complicas. El deporte más barato? Si, y además el más sencillo de practicar que requiere la equipación más simple.

 
 

8. SIN correr peor las P. Si corres sudas, oxigenas y ayudas a tu piel y pelo a estar más sano y brillante.

 
 

9. SIN correr menos amigos. Igual empiezas a correr sola pero acabarás conociendo gente con la que salir a hacer deporte sea más divertido.

 
 

10. SIN correr no te engancharás. Correr te hará resistir más. Irás más rápido y querrás mejorar. Liberar dopaminas provacará en tí más ejercicio y bienestar.